Un máster diferente

autoestop-nueva-zelanda-bosco-soler 2

Quizá te encuentres acabando la carrera y estés pensando en qué hacer después. Seguramente estés pensando en hacer un máster, irte a aprender inglés, buscar trabajo en el extranjero, viajar… Hoy os traemos la experiencia de Bosco Soler, que pensó hacerlo todo a la vez en un viaje que le llevaría por 60 ciudades de Asia. 

¿Dónde empieza tu aventura Bosco?

Pues acabando la carrera de arquitectura en medio de la crisis inmobiliaria. Yo acabé la carrera haciendo Erasmus en Noruega y el PFC en Japón y tenía claro que viajar era algo importante para mi formación. Cuando acabé tenía dos opciones que era las que la mayoría eligen, estudiar un máster o irme a trabajar al extranjero. Yo decidí viajar, pero viajar para dar un salto profesional, no para pegarme un viajecito fin de carrera. Hacer un máster, pero no en la universidad.

¿Cómo surge la idea del máster?

Bueno la idea de llamar al viaje máster vino luego, lo que sí que me hice fueron objetivos, algunos al principio y otros porque me di cuenta de que lo estaba aprendiendo por el camino.

Uno de los objetivos era el especializarme, no perder el hilo de la escuela. Muchos tienen miedo a irse tanto tiempo y descolgarse, y hoy en día hay que estar continuamente actualizado. Así que estaba continuamente leyendo sobre arquitectura o aprendiendo nuevas técnicas. Pero mi objetivo principal era especializarme.

¿En qué te especializas?

Antes de irme conocí la arquitectura interactiva, que es poco conocida aquí en España, es la arquitectura que reacciona por medio de sensores al usuario. La conocí hablando con un profesor sobre diferentes formas de meter tecnología en la arquitectura, que hay muchas maneras, le comentaba lo mal integrada que suele estar la domótica y el me habló de la arquitectura interactiva.

Así que me fui a la biblioteca y saqué todos los libros que pude, los escaneé y me los llevé de viaje. Durante el viaje los estudié, junto con diferentes blogs especializados, esto era uno de los objetivos, una asignatura del máster.

¿Cuáles eran las demás?

Otra por supuesto era mejorar el inglés, perfeccionarlo. No es tanto sacarse un título, que yo no tengo ninguno, sino poder hablarlo de manera fluida. En Asia se puede aprender bien inglés porque lo usas para comunicarte con todo el mundo, con canadienses, israelíes, alemanes… no aprendes tanta gramática pero sí a soltarte, que es lo más difícil.

Recorrido del viaje. (Pincha para verlo en detalle).

¿Cómo eliges esas 60 ciudades?

Antes de salir sabía que iba a acabar en Chiang Mai, iba a ser mi primera parada. La elegí por ser una de las capitales del nomadismo digital, porque se puede vivir muy barato y hay buena conexión a internet. Mucha gente se va a sacar proyectos online ya que por 300 € al mes puedes vivir muy bien y centrarte en sus proyectos.

Llegué a China y luego iba eligiendo poco a poco mi siguiente destino.

Y llegas hasta Nueva Zelanda.

Sí porque estando en el Sudeste asiático vi que por poco dinero podía ir a Australia y teniendo esa oportunidad no lo pensé dos veces. ¡A saber cuándo iba a volver a tener la oportunidad de ir a esa parte del mundo!

El tema del presupuesto, ¿cuánto vale ese máster?

Viajando sale más caro que quedándote en una ciudad más tiempo, claramente. Pero un arquitecto quiere viajar, y en mi máster era la asignatura troncal. La gran ventaja es que en el Sudeste asiático hay compañías de bajo coste y puedes moverte relativamente barato. Luego si saltas a Australia tu presupuesto se dispara, es carísimo, yo tuve la suerte de tener amigos allí y se abarató algo. Si en Tailandia costaba 3 € el alojamiento diario allí costaba 30.

Pero bueno, aquí un master, sin tener en cuenta alojamiento ¿cuánto te cuesta? Un buen máster cuesta más de 10.000 €, y eso es lo que me costó a mí viajando más de lo previsto.

En España hay quien puede ver como algo malo para tu carrera ese viaje.

Aunque yo me pagué mi viaje, lo normal es que muchos padres no paguen ese dinero para un viaje, pero luego muchos le pagan a su hijo un máster que le servirá de menos o incluso un coche como premio a acabar la carrera. Si le dices a tus padres que te vas a viajar un año después de la carrera te dirán “gilipollas, ponte a trabajar”. Pero es que esto en otros países es lo normal, incluso se pone en el currículum si has viajado.

Mucha gente se va a Londres y acaba en un guetto de españoles, no aprenden inglés y además su desarrollo profesional no es el mismo cuidando niños o trabajando de camarero que viajando, tu nivel de inglés tampoco será el mismo.

¿Qué aprendes sobre arquitectura en tu viaje?

La parte más humana de la arquitectura, sobre todo el estilo de vida. Cuando vives en otra cultura te das cuenta de que existen otras arquitecturas, otros espacios públicos…

Cuando sales de la carrera tienes unas pautas que te han marcado sin darte tú mucha cuenta, si os piden que hagáis una casa a todos los que salís de una clase las casas se parecerán bastante. Nos cuesta pensar “Out of the box”, teníamos una creatividad antes de entrar en la carrera que se ha ido limitando por lo que hemos aprendido.

Viajar te vuelve a abrir la mente. Además es tan distinto viajar por Tailandia a hacerlo por Japón o Nueva Zelanda… Son formas de vivir y de pensar totalmente diferentes y todo eso repercute en la arquitectura.

surf-bali-bosco-soler
Bali

Habrás estado en ciudades de 10 millones de habitantes y en otras de cien.

En China estuve en Chongqing, que no te sonará de nada pero tiene un área metropolitana de 28 millones de habitantes. Son todo rascacielos feísimos, en extensiones brutales de terreno y eso no tiene nada que ver con otras ciudades que visité.

Hay quien puede tener miedo a la falta de infraestructuras.

Eso es muy común, pero luego llegas allí y te das cuenta de que está bastante bien todo. Nunca me faltó wifi más de un día y las carreteras y demás están bastante mejor de lo que cualquiera imagina.

Queda muy romántico y aventurero si digo lo contrario, pero es que es muy fácil viajar, mucho. Es que ni en Birmania tuve ningún tipo de problema, viajar cada día es más fácil y nuestra generación tiene que aprovechar esta tremenda oportunidad que tenemos.

¿Cómo es la relación con los asiáticos? Porque la diferencia cultural es brutal.

Es muy diferente entre cada país, no quisiera generalizar, pero en general la gente va a ser muy abierta a ti, es una ventaja que tenemos los jóvenes, allí veía muchos grupos de americanos ya mayores que no se pueden mover como hacemos nosotros por el mundo. Nosotros podemos llegar a un albergue o cafetería y la gente se abrirá a ti. Depende mucho de si eres extrovertido o no, pero cuando sales de tu zona de confort llegas a un punto en que te unes a cualquier grupo y eso es lo bonito del Sudeste asiático, es territorio de mochileros, está todo permitido y es muy fácil relacionarse con los demás. A lo mejor la gente en sus países de origen no habla con nadie pero allí están en un estado de apertura mental que es muy bonito.

Tienes una empresa de diseño gráfico, como otros muchos arquitectos hoy en día, y trabajabas desde Asia ¿es fácil trabajar desde allí?

Yo empecé a trabajar mientras estudiaba, así que me llevé a mis clientes de aquí, pero trabajé como para mantener mi estilo de vida. Mantenía mis webs y mantenía el contacto con los clientes, pero la empresa no creció, además como viajé más de lo que creía en un principio era más difícil.

Además de estar allí como turista, también estudiaste en Japón ¿Cómo es estudiar arquitectura allí?

Me gustó mucho la experiencia, allí tienen como unos talleres donde los estudiantes trabajan en proyectos reales del mismo profesor. Eso te acerca mucho a la parte profesional de la arquitectura y es algo impensable en España.

Además en Japón son muy educados para decirte que algo está mal en tu proyecto, antes de decirte que cambies algo te comentan todo lo que les gusta algo de tu proyecto, aunque después tengas que cambiarlo entero.

¿Conseguiste estudiar todo lo que querías estudiar?

No, leí mucho, estudié bastante pero es muy difícil si no es en un lugar fijo. Viajando puedes mantener proyectos pero no iniciarlos, necesitas una rutina para ello y mucho tiempo.

Quien quiera estudiar o crear un negocio debería quedarse un tiempo, un mes o dos, en una ciudad base, la gente suele usar Chiang Mai para ello. Luego cuando estés a velocidad crucero puedes seguir viajando.

Ahora que has acabado la carrera has decidido empreder, como otros muchos jóvenes.

Sí, tengo varios proyectos, el diseño gráfico es sólo algo que me ayuda a mantenerme económicamente, como otros arquitectos hacen, y la web de arquitecturainteractiva.com es que es una web de divulgación de este tipo de arquitectura en español. Ahora estoy apuntado al programa de emprendedores YUZZ en el que desarrollo junto a otro compañero una aplicación relacionada con el arte interactivo y es lo que ocupa la mayor parte de mi tiempo. Son cosas que me gustan y nunca he estado tan motivado, la motivación es muy importante, en la carrera se nota qué asignatura te motiva.

Ahora con la moda del emprendimiento hay mucha gente montando negocios sólo porque pueden dar dinero, pero yo aconsejaría que sólo hicieses algo que te motive porque es lo que te ayudará a seguir con una idea o un proyecto en los malos momentos. Incluso para viajar hace falta motivación, no vayas al Sudeste asiático si no te gusta sólo porque sea barato si no te llama la atención.

¿Vas a volver?

Acabaré moviéndome, me aburro fácil de estar en el mismo sitio, al menos moverme de Valencia. Ahora estoy volcado con este proyecto a ver si sale adelante, pero me veo moviéndome mucho porque esto de viajar es adictivo.

Nueva Zelanda

Entrevistador Álvaro Gutierrez  Fotografía Cedidas por Bosco Soler


Si te interesa saber más sobre el máster de Bosco puedes leer su blog: BoscoSoler.com

Aquí explicó con mayor detenimiento Cómo crear tu propio máster

NEWSLETTER

Si te ha gustado esta entrevista, subscríbete a la lista de correo y te avisaremos cada vez que publiquemos una.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *